<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1003016823189427&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tiempo de lectura: 7 minutos

TEMA 3: LO QUE DEBES SABER PARA SOLICITAR UN CRÉDITO EMPRESARIAL EN TIEMPO DE PANDEMIA

Linea-Subtemas

 

En el tema anterior conociste 10 alternativas para aumentar la liquidez de tu empresa durante la pandemia. Una de las soluciones que suele estar más al alcance y del que existen múltiples opciones en el mercado, es el crédito.

Los requisitos que piden las instituciones financieras para realizar el trámite son similares, sin embargo, cada una cuenta con criterios propios al momento de analizar una solicitud.

A consecuencia de la crisis muchas empresas están cambiando la forma de ofrecer sus productos y servicios, las entidades de crédito no son la excepción.

De manera particular, las sofomes (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple) poseen mayor flexibilidad para adaptarse al entorno actual de las empresas.

Los 3 pilares que evitarán que caigas en una mala deuda.

1. En la situación de crisis que estamos viviendo, las acciones tomadas por los empresarios deben estar encaminadas a la supervivencia y no a la rentabilidad.
 
2. Solo pide créditos que estén a tu alcance, es decir, determina cuánto puedes pagar al mes y busca un monto que se adecúe. Un pago alto te quitará liquidez.
 
3. Usa el crédito para generar más dinero en poco tiempo. Adquirir insumos o comprar equipo que agilicen tu producción o proceso de ventas, son ejemplos de dar buen uso al crédito. En cambio, si lo destinas a pagar deudas o comprar un inmueble innecesario para la actividad del negocio, podría perjudicarte.
 

Una vez que tienes el enfoque correcto y has comprendido la importancia de ser consciente de tu situación económica, lo siguiente será prepararte para conseguir un crédito.


 

6 Aspectos que te ayudarán a obtener un crédito para tu empresa.

 

1. Mantén separados tus gastos personales de los del negocio.

Es muy común, pero incorrecto y nada conveniente, que los empresarios mezclen sus gastos personales con los de su pyme.

No tener claras las cuentas de tu empresa, provoca inconsistencia en la información financiera y fiscal, lo cual, te perjudica cuando quieras obtener un crédito.

Ten en cuenta que no todo lo que entre a la caja del negocio es para tu disfrute personal, sino que es dinero que se necesita para seguir trabajando. Aunque seas el dueño deberás asignarte un sueldo o dividendo que se irá a tu cuenta personal.

Es necesario que tengas diferentes cuentas bancarias y lleves el registro de tus ingresos y egresos por separado. De esa manera, podrás obtener información contable clara, precisa y útil.

"La informalidad en una pyme, es un factor negativo". - Gerardo López N.

 

2. Identificación y comprobantes vigentes.

Pasa seguido que hasta el momento en el que vamos a realizar un trámite, notamos que nuestro INE ya no está vigente.

Es muy importante que tengas actualizada tu identificación oficial así como  tu comprobante de domicilio.

Si se trata de una persona moral, la entidad financiera te pedirá la identificación de cada accionista y del representante legal, así como el comprobante de domicilio fiscal y donde se localice tu negocio.

Obtén la Cédula de Identificación Fiscal (CIF) y la Constancia de Situación Fiscal que contiene los datos de identidad, ubicación y características fiscales de tu empresa, puedes descargarlas del portal del SAT o solicitarlas a tu contador.

 

3. Ten a la mano tus documentos informativos.

En el punto 1 platicamos de la importancia de tener las cuentas personales y empresariales por separado, si aún no lo manejas así comienza a hacerlo cuanto antes.

De otra manera, la entidad de crédito verá tus estados bancarios y considerará informal que, por ejemplo, tus compras familiares o tu suscripción de Netflix esté en la cuenta que usas para tu empresa, eso le resta seriedad a tu negocio.

Si llegan a tu domicilio tus estados bancarios, procura guardarlos en un lugar seguro y al alcance. Si los manejas digitales entonces tendrás mayor ventaja pues podrás acceder a ellos en cualquier momento.

Si no te llegan ni de forma física ni digital, tendrás que ir a una sucursal a que te los entreguen, pero toma en cuenta que ante las disposiciones por contingencia, podría ser muy tardada la atención en ventanilla o no convenirte los horarios. Lo mejor será que si vas a una sucursal, pidas que se te active tu banca electrónica o aplicación móvil para contar con tu información siempre que la necesites.

Otra documentación que podrían pedirte, es el balance general, balanza de comprobación y el estado de resultados.

El sistema contable electrónico que uses debería tener la función para exportar esa información, si usas el servicio de un contador o de un despacho puedes solicitárselo.

Los estados de cuenta y los estados financieros son fuentes de información muy importantes para la institución financiera, ya que le permite conocer los flujos de efectivo de tu empresa y su situación económica y fiscal.

Dependiendo del tipo de crédito que estés tramitando, podrán pedirte documentos diversos.

Por ejemplo, en el caso de un préstamo con garantía, deberás presentar las escrituras de la propiedad, así que será necesario que las tengas en regla y disponibles.

 

4. Tener lo más limpio posible tu historial de crédito.

Recuerda que "estar en el Buró de crédito" no es algo negativo por sí mismo, ya que solo es una lista donde se registra el uso que has hecho de los créditos, sean financieros o comerciales.

El historial crediticio muestra el comportamiento de la persona física o de la persona moral con respecto a los créditos, es decir, señala si está al día o si tiene pagos atrasados y con base en eso le otorga una calificación.

Tener un buen historial crediticio te abre las puertas a los diversos productos financieros que pueda necesitar tu empresa, ya que le dará confianza a la institución financiera de que eres una persona cumplidora.

 

>> Quizá te interese: Por qué estar en Buró de crédito puede ayudarte a alcanzar tus metas.

 

5. Conocer la estructura de tu empresa.

Parece algo obvio que el empresario conozca la estructura de su empresa, pero no lo es.

Muchas pymes no cuentan con un organigrama de su personal y tampoco con una definición de puestos, esto puede ocasionar que dos o más personas realicen la misma función o que no se esté haciendo algo necesario.

Si tu empresa aún no tiene esta información en un documento, es importante que la elabores y la anexes a tu plan de negocio. Con ella podrás planificar mejor el crecimiento de tu empresa y las modificaciones que requieras hacer.

Una financiera te puede solicitar el organigrama, así como la estructura accionaria, pues le permitirá conocer y entender más tu negocio.

 

6. Cumple con tus obligaciones fiscales.

Cuando se registra una empresa en el SAT, se vuelve acreedora de ciertos derechos y obligaciones dependiendo del régimen fiscal en el que esté.

Entre las obligaciones están presentar sus declaraciones mensuales o bimestrales y anuales, así como el pago de los impuestos.

La falta de cumplimiento de pago podrá generarte multas y recargos siendo reportado al Buró de crédito.

La cancelación de facturas emitidas y la suspensión de beneficios, son otros ejemplos de las consecuencias que podría traerte no cumplir tus obligaciones fiscales.

Para una financiera que está analizando tu solicitud de crédito, es muy importante saber que tomas en serio la estabilidad y legalidad de tu empresa.

 

"Lo fundamental para que una pyme pueda obtener un financiamiento, aunque sea el primero, es que lleve en orden su contabilidad y sus impuestos al día, así, a la hora de ser analizada será más probable que sea satisfactoria la resolución."- Gerardo López N.

 


Nuestras recomendaciones

  • Está bien pedir información de los diversos productos financieros que se ofrecen, pero antes de comenzar un trámite, analiza bien si es el recurso que necesita tu empresa y cuánto es el dinero que requiere.
  • Evita solicitar un monto muy superior a lo que de verdad puedas pagar, ya que podría ocasionar que se cancele la solicitud sin recibir una propuesta por parte de la institución financiera.
  • Tener un crédito a una tasa fija te dará la facilidad de incluirlo en el presupuesto mensual o anual de tu empresa.
  • Recuerda que puedes usar el crédito como un seguro, es decir, realizar el trámite y tener líneas abiertas (que no te cuesten) para cuando necesites usar el dinero.
  • Existen muchas ofertas atractivas circulando por internet, pero antes de dar tu información o realizar cualquier pago, asegúrate de que estás tratando con una financiera bien constituida y que cumple con los requisitos de las entidades reguladoras. Puedes consultar su registro ante Condusef en la página de SIPRES.

 

Conclusiones.

Obtener un crédito puede ser un gran alivio para tu empresa si lo manejas de la manera correcta.

"Debes hacerte de los créditos de forma inteligente. Hoy lo vas a usar para subsistir y no quebrar, el año que entra te servirá para mantenerte y recuperar tu mercado, y el siguiente año para tener mejores opciones de inversión, tomar más mercado y tener crecimiento." -Ricardo Madrazo

En el siguiente tema, los expertos nos platican de qué forma una financiera puede apoyar a una empresa ante sus necesidades de efectivo.


 

como conseguir dinero para mi empresa

las sofomes en mexico